Mi email: contacto@joseluis-diaz.com
ESTAMPA VERANIEGA

ESTAMPA VERANIEGA

Cuando emergía la silueta del avión, todos (incluido yo) nos preparábamos para salir corriendo. Una bandera alargada, con la palabra de una crema solar, era la señal. Nos adentrábamos en el mar con furia. Muchos braceaban hasta perder el...

AQUEL NIÑO REPUBLICANO

AQUEL NIÑO REPUBLICANO

Era un día laborable. El aparcamiento estaba repleto de coches. El sol percutía en el asfalto mientras atravesábamos el pasillo central, cargados con bolsas y cajas de leche.  Mi padre abrió el maletero. Había suciedad y utensilios de mecánica...

CAÑÓN DE PÉTALOS

CAÑÓN DE PÉTALOS

Si lo deseas, seré Byron. Y blandiré en mis versos con boato y lujo. O Cohen. Para susurrarte al oído o la hidalguía del abismo. Si lo deseas, seré yo mismo. Erguido y roto. Animal y prisionero. Prístino  y dependiente. Si lo deseas, haremos el...

HURACÁN

HURACÁN

No eres Rubin “Huracán” Carter, el más famoso de los campeones del mundo. Pero sí un verso de Dylan. O mejor, una estrofa. O mejor, uno de sus himnos transformados en carne, o en llama de revoluciones perfectas. No eres el huracán que pervierte...

VOLAR

VOLAR

  Suda la tierra bajo el sol. Hay estampida. Y gritos ovalados. Los raíles de barro acumulan sangre y ropa. En esta huida, que podría ser cualquiera, alguien escapa (rabioso) mientras otro alguien (rabioso) le persigue con grasa la...

LEJOS DE LA LLUVIA

LEJOS DE LA LLUVIA

  Es como una nacimiento. De la nada, o de la nada que vive en el enjambre y el claxon, en la furia de los ruidos baldíos, salto al nuevo mundo. Un mundo más lento. Un mundo en el que rigen, como profetas del abismo, los besos y la magia...

CALOR

CALOR

  Hemos dormido al pie de un olivo. Hemos visto la muerte del sol. Hemos gemido con el incendio del mármol, los dos, solos en un portal bicentenario. He palpado tus versos. He besado tu espalda. He dormido atado a tu cuello. Has calmado mi...

EL ROSTRO DEL MAL

EL ROSTRO DEL MAL

Entre jadeos y sirenas tardías, hay un rostro que llora. El mismo que, minutos antes, hablo de orografía. Y de horarios. Y de patrones de conducta. Y que hace la señal de la Cruz. Y que besa entre arcadas la tierra quemada. Es el rostro del mal...