Mi email: contacto@joseluis-diaz.com
DOS ADIOSES

DOS ADIOSES

Imaginemos que padre e hijo se reencuentran en un vasto salón, rodeados de tapices y cuadros regios; y que el reencuentro es preludio de un adiós; y que el adiós del padre no guarda semejanzas con el adiós de Edipo, ni con los pasos de tiniebla y...

ALGUIEN SABRÁ

ALGUIEN SABRÁ

El abogado que ejerza la defensa de Derek Chauvin y se sitúe delante del jurado para hablar de George Floyd, para retorcer su vida pasada, para desglosar las esquirlas químicas que agujerearon su cadáver, para ablandar sin tapujos la rodilla...

SUPONGAMOS

SUPONGAMOS

Supongamos que la situación de los hospitales madrileños durante el pico más alto de la pandemia fue catastrófica; y que la carencia de recursos hizo que se denegara el mejor tratamiento posible a los ancianos y a los sujetos que, por sus...

SOBRE VERDADES Y MENTIRAS

SOBRE VERDADES Y MENTIRAS

Ser abogado y también escritor me permite contemplar con demasiada asiduidad las dos caras de la verdad, o las dos verdades que dan sentido a ciertas existencias: la verdad jurídica y la verdad literaria. La primera está plagada de hechos, datos...

HISTORIAS

HISTORIAS

A todo escritor le precede un período de aprendizaje. En el conocimiento, en la exploración, en la retórica reside su historia, y en ella su canal comunicativo con el mundo. En ocasiones asumimos que ese proceso es solo un camino (quizá peaje)...

SOBRE EL RUIDO Y LA GUERRA

SOBRE EL RUIDO Y LA GUERRA

Me pregunto en ocasiones si esto, para mí, es una guerra. Y también si todo cuanto he escrito o pueda escribir durante el confinamiento, más allá de su valor, es una crónica de guerra. Hace años (muchísimos) soñé con llegar a ser Ryszard...

LÍNEAS

LÍNEAS

No deben existir líneas de odio, ni alambres facciosos que impidan la comunión colectiva, ni líneas de vanguardia banderiles que atraviesen el corazón común; que desbrocen, con rancios laureles, esa gran máquina colectiva que fabrica aire. Si...

CIELO

CIELO

En ocasiones el cielo solo es concebible como un enjambre de signos, como un nudo de fórmulas superpuestas, como un gran recipiente malogrado con adverbios y furia. Porque el cielo, siendo como es el espejo de todas las batallas, de todas las...

NOCHE FURIOSA

NOCHE FURIOSA

Mi padre vive. Lo observo en este momento. Es un hombre sano, ágil y cauto. Cauto ante el dolor. Cauto ante la muerte. Cauto, temeroso y esclavo de un pavor inabarcable hacia la Nada. Ese es mi padre. Esa es la figura quieta, reflexiva y frágil...

LA SUELA DE NUESTROS PIES

LA SUELA DE NUESTROS PIES

Para Olga Tokarczuk (Sulechów, 1962), la errancia es sinónimo de salvación. Y también el antídoto contra los males del infierno, contra la prolongación circular del tiempo, contra la muerte (programada y frugal) de la carne. Porque nada hay más...

DESIERTO

DESIERTO

Desierto. El desierto convertido en monstruo de muchas pieles (algunas malditas) y un solo corazón. Poco importa la llanura. Poco importan los objetos de su esquiva cartografía. Late por igual ese corazón infernal para todos los huidos, para los...