Mi email: contacto@joseluis-diaz.com
COMO UNA SOMBRA

COMO UNA SOMBRA

En esta casa de de paredes hambrientas, de ventanas alejadas del aire; en esta casa abaratada por el sol y el polvo, aprendimos —todos— a sobrevivir. Aquí dijimos nuestra última palabra. Aquí rezamos maniatados, exhaustos y complacidos por un nuevo tiempo. Ahora (precisamente ahora) escuchamos la voz de quienes durmieron bajo un palio de escudos y oro negro, hercúleos (ya doblan sus manos como un tropel) en la oscuridad consentida. Ahora vienen, afilando el plomo delegado de Dios, listos para derrumbar las esquinas derrumbadas de este erial. Y cuando cerca estamos de sucumbir a esta orgía de ruido y versículos, te vas, os vais, os despedís fraternalmente como una sombra que bebió de nosotros y jamás existió.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *