ESCRITOR

Es necesaria mucha paciencia para deshacer cadenas y leyes. Imagino años de trabajo en balde, de carencias y privación de lo inmediato. Sus textos nacían para el rechazo, para morir en la mesa de un juzgado como grietas de futuro. En Buenos Aires...