DESPUÉS

DESPUÉS

No puedo imaginar la oscuridad. No puedo imaginar perder la consciencia, o la sensibilidad de mi cuerpo, o la memoria de lo que fue. No puedo imaginarme desapareciendo sin saber a ciencia cierta que desaparezco. No puedo mi desaparición y que...

A ESPALDAS DEL EDÉN

A ESPALDAS DEL EDÉN

Nuestro hombre condenado declara ante el juez que su espíritu ya no le acompaña. Y se pregunta en voz alta dónde estará. En qué parcela del mar arderán sus residuos. A qué tablón del cayuco habrá cosido Dios sus delgadas extremidades. Semanas...