Mi email: contacto@joseluis-diaz.com
Regalos

Se dice que la edad es solo un número, que esta no refleja las virtudes del espíritu ni su fortaleza frente a las vicisitudes contemporáneas.

Se dice que la eterna juventud existe, más allá de las dolencias físicas y la certeza de que no hay calendarios inmunes a la extinción.

Observo a mi padre en su octogésimo cumpleaños. Sus gestos y movimientos siguen siendo firmes, rígidos, pero también frágiles.

En su cuerpo, libre aún del agotamiento, percibo signos de negación: niega la muerte, pero no la memoria; rechaza la enfermedad, pero no las ecuaciones soberbias de la biología; demoniza las despedidas, pero admite que la degradación del futuro es ya cosa de otros.

Cuando escribo e imagino a mi padre divagando en mis ficciones, no hago más que imponerle la eternidad. Creo que él agradece mi esfuerzo. «Imagíname más joven, dice. Imagíname como un hombre de tu edad».

Y aunque la edad sea una mísera cifra, he decidido congelar su anatomía fugaz para él. Será mi particular regalo de cumpleaños.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *